En un artículo anterior ya te hablamos sobre algunos Trucos para que tu manicura dure más. Hoy te hablamos sobre  unos cuantos consejos para reparar el esmalte de tus uñas en tiempo récord, en un pispás.

Seguramente te sentirás identificada con unas cuantas de estas situaciones problemáticas relacionadas con tu manicura.

Situación 1: Sales del salón enamorada de tu manicura, pero cuando llegas a la puerta de casa buscas las llaves dentro del bolso… y la sonrisa se ha esfumado, porque el esmalte de una de tus uñas se ha levantado.

Situación 2: Tienes una súper fiesta hoy mismo y nada de tiempo para acudir a tu manicurista de confianza. Tu laca de uñas está intacta… pero tus cutículas necesitan un buen servicio de recuperación para el que no tienes nada de tiempo.

Situación 3: Escena de peli de terror cuando una de tus uñas se rompió ligeramente por el borde justo cuando te estabas arreglando para una cita de esas que molan, y volver a empezar no es una opción.

Sí, seguro se vienen a tu cabeza miles de situaciones mas,. Tranquila, te traemos la solución.

El poder mágico de los dedos

Cuando te estropeas la manicura incluso antes de salir del salón una solución puede ser mojarse un poquito el dedo, aplicar calor con él sobre la superficie dañada para igualarla y rematar con una capa de brillo. Un truco infalible cuando el esmalte está muy reciente.

Limpiador de uñas específico

Cuando tienes la manicura opaca y poco atractiva, en general pensamos que debemos colocar brillo, pero no. La mejor solución es aplicar un producto específico: un limpiador de uñas. Recomendamos limpiar con él la superficie de las uñas y pasar después al brillo-gel.

Trucos exprés para socorrer a tu manicura estropeada

El ‘nail art’ salvador

Recuerda siempre tener calcomanías al agua en casa, van genial para camuflar defectos e imperfecciones de manera fácil, ya que no las tendrás que pintar tú misma. Ten presente limpiar la superficie de la uña con un limpiador específico para que la calcomanía se adhiera perfectamente y después, finaliza sellando con un brillo o un ‘top coat‘.

El truco de la seda

Si se rompe un poquito la uña limpia, corta un trocito de seda para uñas y aplícalo sobre la parte dañada (es autoadhesiva). A continuación debes aplicar adhesivo para uñas para reforzar y, una vez seco, pule con el bloque/taco blanco. Por último toca esmaltar con base específica fortalecedora, esmalte y brillo.

El aceite mágico que lo cura (y disimula) todo

Cuando tienes exceso de pieles o cutícula, un truco ideal es la aplicación de aceite, ya sea de almendras o de coco, alrededor de las uñas.

Al aportar mucha hidratación, se quitara el tono blanquecino de las pieles y visualmente se ve mucho más bonito y sano.

La otra manicura francesa

Cuando se despunta el esmalte de las uñas en los bordes, siempre puedes recurrir a limar la uña y aplicar brillo base. Pero si te apañas y quieres ser original, puedes realizar una ‘francesa’ con un tono que haga contraste con el que ya está aplicado. Antes de pintar el borde, limpia la superficie con el limpiador de uñas y termina sellando con un brillo o ‘top coat’.

 

Truco: Si tu esmalte preferido está agotado y no encuentras un buen sustituto vierte dos gotas de diluyente para esmalte en el frasco, mezcla bien y deja actuar 8 horas. ¡Tu esmalte quedará genial!, pero no realices esta operación más de 2 veces por frasco.

Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas de gel y acrílico, inscríbete en nuestros cursos.



Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas de gel y acrílico, ¡Inscríbete en nuestros cursos!

Si te ha gustado nuestra entrada de hoy, Trucos exprés para socorrer a tu manicura estropeada ¡Suscríbete a nuestro blog!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *