Malentendidos comunes sobre remojo y secado de las uñas

Errores comunes en el remojo y secado de uñas | Uñas y estética

Es común pensar que remojar las uñas las reseca; pero, ¿Cómo puede el agua secar las uñas? Tal cosa no tiene sentido; sencillamente, se trata de una contradicción. El exceso de líquido dentro de la placa de la uña la hace más húmeda; y cuando disminuye, los tejidos vuelven a sus niveles normales de humedad, que nunca son nulos. Estos y otros conocimientos, igual de interesantes, podrás adquirirlos en nuestro curso de uñas de gel.

Sin embargo, debes saber que la presencia excesiva de agua puede dañar de diversas maneras las placas de las uñas. En especial, cuando las mismas se exponen repetidamente al líquido y luego se secan de nuevo.

Cuando la placa de la uña absorbe agua, se infla para acomodar el líquido adicional. Remojar las manos en agua durante más de sesenta segundos permite que las moléculas de agua se filtren entre las células de la uña y las envuelvan en este producto lubricante. Ahora las capas pueden deslizarse entre sí con mayor facilidad, haciendo que resulten más sencillas de doblar.

Vulnerabilidad de las placas de uñas ablandadas | Daño en la superficie y causas

El agua absorbida hace que:

  • La placa se inflame, lo que produce que las grietas crezcan.
  • Suaviza la superficie de la placa de la uña y la hace mucho más fácil de dañar.

Cuanto más suave sea la superficie de la uña, más propensa será a rayarse, picarse, descamarse y pelarse; así, las placas reblandecidas se maltratan más rápido por acciones físicas como palanquear, raspar, limar, etc. Y, es más probable que ocurran daños en el exterior de la uña. El agua es culpada; pero, los técnicos de uñas con manos pesadas suelen causar gran parte del problema.

Una buena regla general para recordar es «cuando se remoja una placa de uña en agua u otros solventes durante más de sesenta segundos, no olvide que su superficie será más susceptible a daños durante la próxima hora». ¡Tome precauciones!

Cómo prevenir las uñas dañadas | Absorción de agua e inflamación

Prevenir uñas dañadas

No se espera que lavarse las manos durante quince o veinte segundos agregue cantidades excesivas de agua a las placas de las uñas. Y es que, para ayudar a mantener niveles apropiados de limpieza en los salones de belleza, los clientes siempre deben proceder con esta medida de higiene antes de recibir cualquier tipo de servicio en las uñas.

Aunque las uñas saludables suelen ser resistentes a los efectos del agua; cuando aquellas previamente dañadas se remojan en el líquido durante unos pocos minutos, pueden absorber con rapidez cantidades excesivas del mismo y hacer que la placa se inflame. En consecuencia, se empeoran las grietas o fisuras existentes, debilitando los tejidos.

Preguntas frecuentes sobre el tema

¿Remojar las uñas en agua realmente las puede resecar?

  • No, remojar las uñas en agua no las reseca. El agua no tiene la capacidad necesaria para causar sequedad. En su lugar, la exposición excesiva al líquida puede provocar otros tipos de daños en las placas de las uñas.

¿Cómo afecta la exposición excesiva al agua la placa de la uña?

  • La exposición excesiva al agua hace que la placa de la uña se hinche a medida que absorbe las moléculas del líquido. Dicha inflamación puede provocar el crecimiento de grietas y debilitar los tejidos. Además, se suaviza la superficie de la uña, lo que la hace más propensa a rayarse, descamarse y pelarse.

¿El daño por agua en la placa de la uña se parece a la resequedad?

  • A menudo se confunde el daño por agua en la placa de la uña con la deshidratación, aunque no son lo mismo. El contenido de líquido puede ser el mismo de antes, pero el deterioro en la superficie se vuelve más visible, dando la apariencia de resequedad.

¿Por qué el agua hace que la placa de la uña sea más fácil de doblar?

  • Cuando la placa de la uña absorbe agua, se inflama y las moléculas del líquido llenan los espacios entre las capas de las células. Esto hace que las capas se deslicen entre sí con mayor facilidad, lo que aumenta la flexibilidad y fragilidad de la uña.
Tener uñas saludables

¿Qué precauciones se deben tomar para evitar daños en la superficie de las placas de uñas ablandadas?

  • Para evitar daños en la superficie de las placas de uñas ablandadas, es importante manipularlas con cuidado. Evita actividades como palanquear, raspar o limar las uñas de manera agresiva.
  • Después de remojar la placa de la uña en agua o solventes durante más de sesenta segundos, recuerda que su superficie será más susceptible a daños durante la próxima hora. Se precavido.

En conclusión, la exposición excesiva al agua puede causar daños en las placas de las uñas; no obstante, los mismos pueden prevenirse tomando precauciones y manipulando las uñas con cuidado. Si deseas aprender más sobre cómo cuidar adecuadamente de tus uñas y las de tus clientes, te invitamos a Uñas y Estética. En nuestros cursos podrás adquirir conocimientos útiles para mantener tus uñas saludables y hermosas.

Otras entradas de interés

Cuidados e información sobre la cutícula

Hoy os vamos a hablar de una gran desconocida “la cutícula”. Aunque la mayoría cree [...]

Leer más
Uñas quebradizas

Las uñas quebradizas y su tendencia a la fragmentación constituye un problema muy frecuente, tanto [...]

Leer más
¿Es la menopausia responsable de que las uñas sean más quebradizas?

Descubre la relación con el colágeno Como todas sabemos, la menopausia es un período en [...]

Leer más

Tu formación nos importa

Porque para nosotros, tu formación es lo principal. Nuestras alumnas se convierten en la prioridad, dejando a un lado todo lo demás. Si quieres ser alumna ¡ANÍMATE YA!

Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas y pestañas, matricúlate en nuestros cursos.

Deja tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consentimiento de recogida de datos

Responsable del tratamiento: Los datos tratados en el presente formulario, serán tratados por la empresa YOLANDA HERNÁNDEZ TABANERA con CIF 50878176Z y domicilio en C/BATALLA DE TORRIJOS, 11 - 28025, MADRID como Responsable del Tratamiento de los datos. Finalidad: Le queremos informar que la finalidad de los datos recogidos es la gestión de usuarios de la página web, así como la gestión de comunicación electrónica. Legitimación: consentimiento otorgado marcando la correspondiente casilla de verificación. Sus datos personales serán tratados en base a nuestra política de protección de datos. Negativa otorgar el consentimiento: El hecho de que no introduzcas los datos que aparecen marcados como obligatorios en el formulario tendrá como consecuencia la no atención de su solicitud. Destinatarios: Sus datos no serán cedidos a ninguna empresa, salvo obligación legal. Derechos: Puede acceder, rectificar y suprimir sus datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas, así como a obtener información clara y transparente sobre el tratamiento de sus datos, tal como se explica en la información adicional. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de Control (AEPD): Desde YOLANDA HERNÁNDEZ TABANERA ponemos el máximo empeño para cumplir con la normativa de protección de datos dado que es el activo más valioso para nosotros. No obstante, le informamos que en caso de que usted entienda que sus derechos se han visto menoscabados, puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre protección de Datos en nuestra página web: Política de protección de datos.