Cuidados de la piel

En este apartado veremos los tipos de piel y sus cuidados así como el paso a paso de un correcto desmaquillado.

 

TIPOS DE PIEL

Lo que solemos hacer cuando notamos un problema de piel, es ir a una tienda especializada donde generalmente nos atienden buenos profesionales que nos venderán la crema o producto adecuado para nuestro tipo de piel.
Lo que no debemos hacer es comprar cremas que valen para todo en droguerías, ya que seguramente empeoraremos el problema.

Lo primero que debemos saber es diferenciar nuestro tipo de piel y saber cómo cuidarla.

 

Cuidados de la piel
Cuidados de la piel

 

Piel normal:
Muy pocas personas tienen la suerte de tener una piel como esta. Esta es la piel que todos tenemos al nacer, pero que en el desarrollo hormonal se va modificando hasta convertirse en alguna de las pieles que citaré más adelante.
Se diferencia porque no tiene exceso de grasa ni sequedad, tampoco suelen formarse granitos y es suave al tacto.

Los cuidados de la piel normal, son sencillos. Basta con aplicar una crema que sea ligeramente nutritiva e hidratante por las mañanas y limpiarse la cara (desmaquillarse aunque no se esté maquillada), en la noche con una leche limpiadora o agua micelar y tónico.  Realizaremos un peeling cada 7 días en cara cuello y escote, para eliminar células muertas.

 

Piel grasa:
Este tipo de piel tiene la ventaja de que envejece más lentamente que otros tipos de piel, aunque a menudo la emulsión de óleos y líquidos no es buena y suele estar deshidratada.
Podremos saber que tenemos la piel grasa, porque puede ser sensible, pero es gruesa al tacto, puede presentar rojeces, descamación por la falta de hidratación y seguramente presente poros abiertos y puntos negros.

Esta piel requiere pocos cuidados como la normal, es suficiente aplicar una crema hidratante, libre de aceites (oil free) para que la emulsión sea la correcta y debe limpiarse cada noche con leche desmaquillante y tónico. En este caso el peeling lo haremos cada 15 días, ya que si lo hacemos demasiado a menudo, estimularemos las glándulas sebáceas y producirán más grasa.
Evitaremos siempre lavar cualquier rostro con jabones, pero en este caso con mayor cuidado, ya que harán que la capa de protección de la piel desaparezca, obligando a las glándulas sebáceas a expulsar más grasa para proteger la dermis.

 

Piel seca
La piel seca es propensa a las descamaciones y a un rápido envejecimiento, por lo que debemos tener un mayor cuidado.
La piel seca se distingue por ser tirante (especialmente después de la ducha), estar aparentemente apagada y por su tendencia a pelarse.

Los cuidados que necesita son crema hidratante y ligeramente nutritiva un par de veces al día. Si compramos cremas diferentes para día y noche, tendremos en cuenta que la de día tenga al menos un factor de protección solar 15. Evitaremos aires acondicionados, trataremos de beber como mínimo 2 litros de agua al día y haremos un peeling semanal.

 

Piel mixta
En este caso nos olvidaremos de los mitos de las cremas para pieles mixtas. La piel mixta, quiere decir que en algunas zonas del rostro tenemos un tipo de piel y en otras zonas otro tipo. Si aplicamos una crema para pieles mixtas, estaremos aplicando el producto en toda la cara, obviando el problema concreto de cada zona. Con esta piel tendremos una crema para cada problema: si tenemos grasa, utilizaremos una crema hidratante y sin aceites para esa zona y si es seca en otras, la crema será nutritiva e hidratante.

Se hará un desmaquillado con tónico por la noche en todo el rostro y por la mañana aplicaremos las cremas si son de día.
Realizaremos un peeling cada 10 días más o menos.

 

Las cremas podemos aplicarlas tanto de día como de noche o en ambas ocasiones, pero si es una crema específica para noche hay que tener en cuenta que no tiene protección solar (SPF) y si la queremos aplicar de día, nos convendría más una con SFP.

 

DESMAQUILLADO

El desmaquillado es una parte muy importante del cuidado de la piel. Debemos desmaquillarnos cada día aunque no estemos maquilladas.
En realidad lo que haremos será como una limpieza facial, aunque no será igual que la que nos realiza una profesional en el centro de estética. Ya que la profesional realiza la limpieza o higiene facial mucho más a fondo y ha de hacerse solamente una vez al mes.

Para desmaquillar lo haremos con una leche limpiadora o agua micelar, discos desmaquillantes y un tónico facial. Estos productos se eligen dependiendo de nuestro tipo de piel. Si tenéis dudas y no tenéis un profesional a mano, escoged para pieles normales, ya que si escogéis uno para pieles secas teniendo la piel grasa, os aportará mucha más grasa aún. Los productos para pieles normales suelen tener emulsiones al 50%, que no atajan el problema que tengamos en nuestra piel, pero tampoco lo empeoran.

Cuidados de la piel
Cuidados de la piel

Nos pondremos un poco de leche desmaquillante en la palma de la mano y con la otra repartiremos en 6 toques: frente, barbilla, mejillas cuello y escote.
Repartiremos el producto desde el escote hacia la frente en círculos. Si el desmaquillante vale para ojos, también lo haremos con esta leche. En caso contrario habremos puesto desmaquillante de ojos en un disco y los habremos desmaquillado con cuidado.
Debemos saber que la leche no puede ser absorbida por nuestra piel, ya que debe arrastrar la suciedad y no reabsorberla, por lo que no la aplicaremos como si se tratarse de una crema.
Retiraremos el producto con la suciedad, con agua más bien fría, ya sea con discos o con el agua directamente al rostro. Secaremos con la toalla a toques.
Con un disco desmaquillante aplicaremos un poco de tónico y lo repartiremos desde el escote hacia la frente con golpecitos y nunca frotando.

Si el desmaquillado lo queremos hacer con peeling, lo haremos antes de aplicar el tónico. Repartiríamos el peeling igual que la leche y lo aplicaríamos con círculos de forma enérgica durante un minuto aproximadamente, para arrastrar las células muertas. Se retiraría de igual forma que la leche y pasaríamos a aplicar el tónico.
Después podemos aplicar la crema específica de noche.

Espero que te haya gustado el artículo: Cuidados de la piel. Puedes leer este artículo sobre el Cuidado de las uñas.

Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas de gel y porcelana, inscríbete en nuestros cursos de uñas.

¡Suscríbete a nuestro blog!

[subscribe2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *