Muchas personas como consecuencia del estrés, ansiedad o nerviosismo en el que vivimos somos propensos a adquirir el mal hábito de comerse las uñas.

El hecho de realizarte la manicura o seguir algunos de estos trucos puede la solución definitiva. No sólo beneficiará tu aspecto estético sino que también evitará posibles irritaciones de tus uñas e incluso infecciones de dientes y encías.  

Usa esmalte con sabor desagradable 

Estos esmaltes no aportan color, pero tienen un sabor bastante desagradable, por lo que este Top coat o brillo para uñas también lo pueden utilizar los hombres sin que se note.

Te aconsejo realizar el tratamiento por lo menos un mes, aplicando este brillo de uñas cada dos días aproximadamente, o también puedes colocar el producto luego de decorar tus uñas. De esta manera extenderás la duración de tu manicura.

Mímate y hazte una manicura soñada

Si te realizas tu manicura preferida verás que no tendrás deseo de arruinar tal obra de arte. Si además utilizas esmaltes semi-permanentes mejor, ya que permanecen perfectos y brillantes durante más tiempo. 

Por ello te aconsejo que elijas un centro de belleza para darte el capricho, no te arrepentirás. 

Colócate uñas postizas

El punto a favor es que estas uñas tienen mal sabor, duran aproximada un mes, mientras te irán creciendo las tuyas naturales por debajo. Es fundamental aplicar endurecedor en tus uñas naturales, de esta manera crecerán con más fuerza y vigor.  

Reconstrucción de uñas

Para casos severos se puede recurrir a una técnica reconstrucción de las uñas hasta conseguir un acabado natural.

Se trata de uñas esculpidas en acrílico sumamente fuertes, difíciles de morder y capaces de corregir el crecimiento irregular de una uña mordida.

Este tratamiento permite que la uña natural continúe creciendo debajo de la esculpida, logrando a lo largo del proceso la reconstrucción total de las uñas naturales. La intervención está  indicado tanto para mujeres como para hombres.

También debes saber que el tratamiento requiere un mantenimiento bastante regular, ya que las uñas mordidas crecen más rápido que las normales.

Más trucos caseros:

Frotar ajo: Sino te importa que tus manos huelan a ajo, un truco bastante efectivo es frotar un poco sobre tus uñas. Este sabor a ajo acabará con tu hábito de  morder tus uñas. 

Masticar chicle: Una buena opción es tener tus manos y boca ocupadas.  Para ello prueba a masticar chicle, sin azúcar mejor, o utiliza llaveros, una pelotita antiestrés, cualquier elemento que te haga olvidarte de las uñas.

Cuida y mima tus uñas como cualquier otra parte de tu cuerpo con estas manicuras y así evitar comerte las uñas.  Recuerda tener paciencia, ya que se trata de un proceso. 

Te animo a lucir unas manos más bonitas, mientras recuperas tu autoestima.



Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas de gel y acrílico, ¡Inscríbete en nuestros cursos!

Si te ha gustado nuestra entrada de hoy, Manicuras que te ayudan a terminar con la onicofagia ¡Suscríbete a nuestro blog!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *