Uñas semi cuadradas
Uñas semi cuadradas

Está claro que mientras más largas lleves las uñas, más cuidados necesitan y es más probable que se rompan.
Si sabes cómo limar tus uñas según la forma de tus manos lograrás sacar el mayor partido, ya que se verán más estilizadas y elegantes. 

Aquí te traigo unos consejos para que decidas qué tipo de limado se adapta mejor a tus manos y dedos. 

Si tienes dedos cortitos:

Para este tipo de dedos las formas de almendra y ovaladas son las que harán que los dedos parezcan, visualmente más largos. En cuanto a su longitud utiliza un largo medio .

■Forma de uñas almendrada: Para lograr este tipo de uña debes limar los laterales hacia los lados, redondeando la punta. No es aconsejable adoptar esta forma si tus uñas son débiles o quebradizas, ya que no es muy resistente.

■Forma de uñas ovalada: Esta forma se consigue limando la punta de la uña en forma de huevo y siempre hacia los lados. Esta forma de limado es muy elegante y femenina, además de muy favorecedora para los dedos cortos y gorditos, de manos anchas. 

Si tienes dedos largos y finos

Para esta tipología de dedos, te aconsejamos limar tus uñas con forma cuadrada o semi cuadrada.

En este caso lograrás potenciar un efecto estilizado de tu mano, aunque debes procurar que el largo de la uña sea el justo, más o menos un milímetro sobrepasando las yemas de los dedos, ya que suelen engancharse fácilmente.

Uñas cuadradas: Gracias a su efecto de acortamiento estas uñas están  más indicadas para las manos alargadas y los dedos finos que terminan en punta.

Esta forma se consigue limando en recto el largo de la uña y dejando los picos vivas.

■Uñas semi cuadradas: Al igual que las uñas cuadradas se debe limar el largo de la uña en forma recta pero esta vez dándole forma redonda a los picos.

Si tienes dedos anchos
Con dedos anchos es conveniente redondear la uña para conseguir que el dedo se vea más estilizado.

Uñas redondeadas: La forma de uña redonda se consigue siguiendo la forma natural del dedo y limando los bordes de manera redondeada. Es la forma más común ya que además de ser cómoda es la que menos se rompe y se enganchan. Los dedos se verán mucho más finos y delgados.

Ya ves que es fácil llevar unas uñas perfectas sin necesidad de seguir una moda. Lo mejor es buscar aquello que va acorde con la tipología de tu cuerpo. En este caso de tus manos.



Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas de gel y acrílico, ¡Inscríbete en nuestros cursos!

Si te ha gustado nuestra entrada de hoy, Cómo limar tus uñas según la forma de tus manos ¡Suscríbete a nuestro blog!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *