Cómo elegir la manicura adecuada según la situación particular

Cómo elegir la manicura adecuada según la situación particular
Cómo elegir la manicura adecuada según la situación particular

Seguro que cuando has ido por primera vez a un salón de belleza para realizarte una manicura has salido con más dudas que certezas, ya que existen demasiadas propuestas. Como consecuencia es normal no saber por cuál optar, teniendo en cuenta tus propias necesidades y estilo de vida.

Primero debes tener en claro si quieres simplemente tratar tus uñas o realizar un tratamiento integral de tu mano.

 

Tratamiento minimalista

Si tu intención es optar por un tratamiento minimalista, donde te interesa únicamente dar forma, limar y esmaltar, te aconsejamos que te inclines por una manicura básica o exprés. Se trata de una manicura mucho más rápida que una normal o un tratamiento específico, y tiene muy buenos resultados.

Tratamiento hidratante y nutritivo

Si tu propósito es  nutrir e hidratar en profundidad la mano entera, puedes optar por una gran variedad de manicuras con exfoliantes, mascarillas calientes, masaje incorporado, parafina, etc.
Aunque desde aquí te animamos a que te unas a la última tendencia, la manicura brasileña. Su característica principal es que no se utiliza agua, además de ser súper eficiente.

Con esta  manicura reemplazas el clásico bol de agua para ablandar las cutículas, por un guante plástico en cuyo interior se encuentra la loción magistral que te  aportará todos los principios activos, nutrientes e hidratantes para obtener unas manos de seda.

Los componentes de este tratamiento como los aceites esenciales de hamamelis, árbol de té, emolientes, queratina, calcio, manteca de karité, además de tener la ventaja de no utilizar agua,  logran que el esmalte dure más de lo habitual.

Si no lo crees, pruébalo, las manos te quedarán muy suaves y sedosas, y el esmalte te durará más de una semana.



Tratamiento Spa

Si lo que buscas es relajarte, liberar tensiones, luego de un día ajetreado, elige una manicura spa o con masaje.

Primero se realiza un tratamiento de base, luego  suele aplicarse un exfoliante y mascarilla que suelen variar en función de los gustos personales y especialidades de cada salón. Puedes disfrutar de un sinfín de aromas como almendra, aguacate, chocolate, cítricos.

Por último se rematará con un generoso masaje no solamente de la mano sino de todo el antebrazo, hasta el codo, con el fin de relajarnos hasta casi dormirnos.
Tus manos nunca han tenido mejor cara, te lo aseguro.

 



Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas de gel y acrílico, ¡Inscríbete en nuestros cursos!

Si te ha gustado nuestra entrada de hoy, Cómo elegir la manicura adecuada según la situación particular ¡Suscríbete a nuestro blog!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *