Publicado el

Elegir tips para uñas esculpidas. ¿Cómo hacerlo?

Cómo elegir tips para uñas adecuados con tu servicio de uñas y cómo trabajarlos.

elegir tips para uñas
elegir tips para uñas

Un bonito servicio de uñas esculpidas se consigue a base de varios detalles. Entre estos detalles, uno de los más importantes a tener en cuenta es la elección del tip y a este factor vamos a dedicar el artículo de hoy.

Tipos de tips
Sería muy sencillo que hubiera un solo tip para todo, seguro que eso nos quitaría más de un quebradero de cabeza a la hora de elegir, pero la realidad es que existen multitud de tips, que abarcan desde el diseño y colores (tips con purpurina, de colores de fantasía, aerografiados, estiletes, irisados, con agujeritos de corazones, mariposas, etc.), como para el uso que se le vaya a dar en nuestro servicio (francesa con la sonrisa profunda, francesa con la sonrisa ovalada, naturales con escalón, sin escalón, transparentes, etc.).

Sus tamaños
El tamaño del tip que elijamos es sumamente importante y debe seleccionarse en función a la uña del cliente. Debemos tener muy en cuenta que el tip debe casar perfectamente con la uña del cliente. Nunca puede ser mayor que la uña ni menor. Si no escogemos el tamaño adecuado podemos causar molestias, infecciones y levantamientos de la uña esculpida. Por ejemplo, si hemos puesto un tip demasiado pequeño en un servicio, cuando la uña crezca, se verá la parte de la punta mucho más pequeña que el resto y probablemente ese tip se haya despegado. Arreglar esto con un relleno es muy complicado, no siempre queda bien y la mejor solución es eliminar toda la uña y volverla a hacer de nuevo.

Como cada fabricante tiene un tamaño diferente de tips, (es decir, no siempre las tallas -números- de los tips son iguales de un fabricante a otro), a veces es complicado encontrar un tip que coincida con lo que necesitamos. Si esto nos ocurre, la mejor opción es coger una talla mayor y limar los laterales con una lima de 180. Limaríamos un lateral y probaríamos el tip, si sigue siendo grande, limamos el otro lateral y lo probamos en la uña. Nunca debemos limar un solo lateral, ya que nos arriesgamos a dejarlo asimétrico.

Recordad que las tallas de los tips de uñas generalmente, van de 0 a 9, siendo 0 la talla mayor, o lo que es lo mismo, cuanto mayor sea el número del tip, más pequeño es.

 

Su aplicación
Una correcta colocación del tip sobre las uñas naturales es una de las cuestiones más importantes a tener en cuenta. Antes de pegar el tip a la uña debemos prepararla para que la superficie sea la adecuada.

La preparación, es la que haríamos normalmente: se empujan cutículas, se lima el largo y se elimina la grasa superficial con la lima de 180 (pincha aquí para conocer los diferentes tipos de limas).

Una vez realizada la preparación de la uña, comenzamos con la colocación del tip, que nunca debe sobrepasar la mitad de la uña. Lo ideal es que lo peguemos en el primer cuarto.

Para pegar el tip a la uña se procede de la siguiente forma: se pone una gota de pegamento sobre el tip, en la parte contraria del número y se desplaza el tip sobre la uña para que el pegamento se extienda sobre la uña y no deje burbujas.

Hay que prestar atención a las burbujas, puesto que no nos puede quedar aire entre el tip y la uña. Si nos quedan burbujas el tip puede despegarse, además de que si utilizamos acrílicos claros o transparentes con un tip natural o transparente, las burbujas se dejarán ver y el trabajo se verá feo. En el caso de los tips blancos o coloreados en fantasía, esto no nos ocurre (que se vea feo el trabajo), pero sí corremos el riesgo de que el tip se despegue.

Después de pegarlo tenemos que rebajar lo que se conoce por “escalón” (a excepción de los tips de francesa). Al rebajar esta parte del tip tenemos que olvidarnos del mito que supone notar un escalón al tacto, ya que al añadirle el material encima, se alisará y el escalón no será perceptible al tacto, pero sí a la vista. Por lo que, lo que realmente tenemos que hacer es fundir visualmente el tip con la uña y que la superficie quede totalmente uniforme y muestre una uña natural.

Para esto trabajaremos con la lima de grano 80 para rebajar el tip y cuando ya hayamos quitado parte de su grosor nos pasamos a la lima de 180. Nunca se trabajará con la uña en plano, sino ligeramente levantada para limar solamente la zona de unión.
Esperamos que este artículo os haya sido de utilidad.

Esperamos que el artículo te ayude a elegir tips para uñas correctamente.

Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas de gel y porcelana, inscríbete en nuestros cursos de uñas.

Si te ha gustado el artículo “elegir tips para uñas correctamente” puedes recibir más artículos como estos suscribiéndote a nuestro boletín.

¡Suscríbete a nuestro blog!
[subscribe2]