El aceite de ricino es tu mejor aliado para cuidar tus pestañas, ya que los aceites de origen vegetal son una poderosa fuente de hidratación y nutrientes para el cuerpo en general. Por ello es ideal que incorpores este tipo de productos en tus rutinas de belleza.

La planta de donde se extrae el aceite de ricino proviene de África y Asia, y es utilizado principalmente para fortalecer las pestañas, siendo un producto 100 % natural y asequible. Procura adquirir un aceite que sea puro, virgen y prensado en frío, ya que mantiene sus propiedades en perfecto estado. 

Gracias a los beneficios ocasionados por el uso de aceite de ricino, en especial  en las pestañas y cejas,  varias marcas de belleza han incorporado un dispensador en formato máscara de pestañas con el tradicional cepillo. Esto te permite rellenar el producto logrando que su aplicación sea muy fácil y cómoda.

El aceite de ricino está colmado de bondades, posee grandes cantidades de ácido ricinoleico (omega 9) y de vitamina E, proteínas y minerales con una gran capacidad antifungicida, antiinflamatoria y antibacteriana.

Si no cuentas con un producto específico para tu ritual de limpieza facial, o buscas algo más natural, los ácidos grasos de este aceite eliminarán los restos de maquillaje y suciedad.

Como si fuera poco también puedes estirar tu rimel con un par de gotas de aceite de ricino, ayudando a que los residuos del final de la máscara se vuelvan a integrar con el resto del producto. Con este simple truco tu rimel durará un par de días más sin problemas.

Por ello te recomiendo incorporar este aceite en tus manicuras y en tus mascarillas faciales, corporales y capilares para beneficiarte de sus propiedades hidratantes.

Es que no se puede pedir más, se trata  de un ingrediente 100% natural y  muy asequible, a qué esperas para lucir unas pestañas sanas y cuidadas?



Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas de gel y acrílico, ¡Inscríbete en nuestros cursos!

Si te ha gustado nuestra entrada de hoy, El mejor aceite para el cuidado de tus pestañas ¡Suscríbete a nuestro blog!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *