Consigue el relleno de uñas perfecto

Te damos algunos consejos para que aprendas a hacer un buen relleno de uñas

El relleno de uñas es la técnica que consiste principalmente en rellenar el hueco vacío que va quedando entre el gel o acrílico y la zona de la cutícula después de aproximadamente tres semanas de haber realizado el servicio de uñas. Con esto se consigue que las uñas se vean otra vez como recién puestas.

Relleno de uñas

Para conseguir que el servicio de relleno de uñas de acrílico o gel concluya de manera exitosa, Uñas y Estética te presenta unos puntos clave a tener en cuenta para lograr tu objetivo.

 

Sería interesante hacer el relleno de uñas sólo si tú has hecho el servicio inicial de uñas esculpidas

Sabemos que esto no siempre sucede y que incluso los clientes habituales tienen sus affaires con otras técnicos, por lo tanto es importante dejar claro que tú no puedes responsabilizarte de la calidad del material que llevan si no es el que tú les has puesto. Ni mucho menos responsabilizarte de la práctica que otro técnico haya ejercido sobre las uñas de tu clienta.

 

Antes de comenzar el relleno debes revisar el estado del servicio inicial de uñas

Principalmente, la uña debe estar en buenas condiciones para el relleno. No debe tener un crecimiento de más de 3 milímetros de largo, tampoco debe haber levantamiento del acrílico o gel o encontrarse éste quebrado en la parte central de la uña, de ser ese el caso habría que retirar esa uña y construirla desde cero.

 

Borrar la línea de unión entre el acrílico o gel y la uña natural

Una de las partes más difíciles del relleno de uñas es el momento de hacer desaparecer la línea de unión entre la uña esculpida y la uña natural, lo cual generalmente se realiza limando hasta que esta línea desaparece. Existen productos en el mercado del nail art que nos ayudan a agilizar esta tarea. Con estos productos se reduce el limado. Funcionan aplicando una pincelada sobre la línea de relleno y dejándolo actuar para luego proceder a un ligero limado y la línea desaparece.
Hace algunos años, la firma NSI era la única en España que tenía este producto, pero actualmente hay muchas marcas de productos especializados en uñas esculpidas que cuentan con eliminadores de línea de relleno.

Correcta preparación de las uñas naturales

Es necesario preparar la uña natura (la parte de uña natural que se encuentra descubierta en la zona de la cutícula) tal y como lo haces en la primera aplicación de uñas: limado para desengrasar, deshidratante, primer, etc.

 

Limpia y desengrasa bien la zona de la cutícula.

Con la lima de grano 180 lima el área de cutícula (igual que cuando realizas una primera puesta de uñas) para que no haya levantamientos posteriores.

No tengas miedo de hacer cuantos rellenos de uñas sean necesarios.
Antiguamente se pensaba que como máximo podían hacerse un par de rellenos puesto que el acrílico se veía viejo. Esto sólo ocurre con acrílicos o geles demasiado antiguos. Los nuevos materiales son más resistentes al tiempo y pueden admitir un sinfín de rellenos siempre que se hagan adecuadamente.

 

Lo que nunca debes hacer en el relleno de uñas

Nunca debes quitar las uñas artificiales completamente. Rellenar, como la palabra indica, consiste en rellenar la parte que está sin material. No significa retirar el material y volverlo a poner.

Si retiras las uñas en lugar de retocarlas estarás maltratando las uñas de tu clienta, puesto que para quitar el material necesitarás disolventes o limar excesivamente -en algunos casos arrancan el material de las uñas, cosa que jamás se debe hacer-.

Para volver a esculpir la uña necesitarás limar de nuevo toda la superficie de la uña y repetir ese proceso cada tres semanas hará que las uñas de tus clientas se resientan hasta el punto de dolerles.

 

Ya sea que estés haciendo un relleno de uñas sencillo o extremo, si sigues estas indicaciones tendrás éxito en tu servicio de uñas esculpidas.

 

Si quieres saber más sobre el mundo de las uñas de gel y porcelana, inscríbete en nuestros cursos de uñas

 

¡No olvides suscribirte a nuestro blog para recibir en tu correo más artículos como este!

¡Suscríbete a nuestro blog!


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *